Tanto la EGEHID como el CDES están altamente interesados de que no se repitan los errores de impacto ambiental adverso, afectación de la capa vegetal, ni de movilización de poblaciones y debilidades de acceso al agua potable y saneamiento que se generaron en la construcción del complejo hidroeléctrico Taveras-Bao.

SANTIAGO.- Rafael Salazar, Ricardo Fondeur y Andrés Burgos articularon vía convenio de gestión, un programa común para garantizar la sostenibilidad estratégica y observatorio al proyecto de desarrollo de Las Placetas y otras iniciativas de generación hidroeléctrica.

CDES como entidad gestora del Plan Estratégico de Santiago, con el aval de EGEHID y CORAASAN, están interesados en el ordenamiento territorial riguroso, la sostenibilidad ambiental y la adaptación climática del conjunto de obras hidráulicas y de servicios a la infraestructura del Proyecto de Desarrollo Hidroeléctrico de Las Placetas.

La Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (EGEHID), reconoció las gestiones del CDES en la provincia de Santiago y su entorno territorial como entidad promotora y generadora de alianzas públicas, privadas y sociales.

El ingeniero Rafael Salazar, Administrador General de la EGEHID, destacó que todas las obras de Las Placetas, incluyendo las hidráulicas, de agua potable, de conectividades viales, electrificación, protección ecoturística y ordenamiento, tendrán, gracias a este Acuerdo, un sentido estructurante y sinérgico con la Planificación Santiago 2030, en la medida en la que desde los diseños hasta la implantación de las acciones, las mismas serán manejadas con un enfoque integral, de seguimiento y validación por parte del CDES.

Ricardo Fondeur, Presidente del CDES, por su parte, señaló que el proceso de observación, monitoreo y seguimiento de las obras se hará con la metodología de monitoreo, observación ciudadano y “benchmarking” probada por el CDES, con el auspicio en su momento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el proyecto Ciudades emergentes y Sostenibles del BID.

Tanto la EGEHID como el CDES están altamente interesados de que no se repitan los errores de impacto ambiental adverso, afectación de la capa vegetal, ni de movilización de poblaciones y debilidades de acceso al agua potable y saneamiento que se generaron en la construcción del complejo hidroeléctrico Taveras-Bao.

Por su parte, CORAASAN contribuirá con el aporte de los laboratorios de agua existentes en esta entidad, así como la cartografía y mapas de ordenamiento registrados en el área de gestión de proyectos. En este orden, el CDES contará con la cartográfica de los diversos planes estratégicos de Santiago efectuados en coordinación con el Plan de Ordenamiento Territorial (PMOT).

El programa articulado por un convenio firmado tendrá una duración de 36 meses y tendrá una comisión de seguimiento con la participación del Gabinete Social de la EGEHID, la gerencia de gestión ambiental de CORAASAN y la dirección ejecutiva del Plan Estratégico de Santiago.