"Hay que poner un pare ya" expresó el académico al tiempo que reconoce que una reforma como la planteada por la coalición tocará "un gran negocio".

SANTO DOMINGO.- El empleado dominicano promedio recibiría con suerte un 30 por ciento de su salario como tasa de reemplazo una vez se pensione, advirtió Matías Bosch, miembro de la Coalición por la Seguridad Social Digna, al ser cuestionado sobre las deficiencias del modelo de las AFP y las ARS en el país.

Durante su participación en la entrevista central de El Despertador, Bosch explicó que este sistema "antiseguridad social" corresponde a una lógica donde prima el negocio por encima de la vida y los derechos de las personas. 

El "sistema dice que si llegas sin dinero te vas a quedar sin atención aunque te estés muriendo", aseguró el también educador.

Asimismo, indicó que cuando ocurren estos casos, como el joven que falleció recientemente en La Romana en una clínica luego de que, supuestamente, se le negara atención médica, las sanciones no resuelven nada, porque una vez aplicadas sigue funcionando igual. 

Por lo que la coalición que representa frente a este modelo de negocios, propone un modelo de derecho en el que se respeten las pensiones, la salud y los otros derechos fundamentales que el Sistema de Seguridad Social tiene que proteger y que, además, son financiados directamente por el empleado a través de cotizaciones y el pago de impuestos.

Dentro de esta propuesta, la coalición pide que una administradora de pensiones no entregue menos del 80 por ciento del salario a la persona pensionada y que sea conforme al nivel de ingreso de su sueldo, lo que actualmente en algunos casos no llega a un 30, lo que dificulta el poder adquisitivo de los empleadores, haciendo que la población sea cada vez más pobre.

Así como que el seguro familiar de salud no esté bajo las ARS y eliminar el plan básico, el cual consideró como es un atentado contra los derechos fundamentales de las personas. 

Al ser cuestionado sobre que tan real es llevar una propuesta que significa una reforma completa a la ley 87-01, que regula la seguridad social en el país, Bosch explicó que la misma busca que los propios artículos de la Constitución que protegen los derechos se cumplan y evitar que el modelo actual se traduzca en una serie de crisis a nivel social, económica y política como Chile, Colombia y otros ejemplos donde este esquema se ha desmantelado.

La propuesta que consite en un documento de 27 artículos, también establece la recomendación de ceder la administración de los fondos de pensiones y la salud a entidades que cuyo objetivo "no sea ganar dinero, sino proteger derechos", ya que en la actualidad recae en instituciones financieras y, en su opinión, estás solo buscan lucrarse manteniendo "afectados y precarizados" los derechos de la gente.

"Hay que poner un pare ya" expresó el académico al tiempo que reconoce que una reforma como la planteada por la coalición tocará "un gran negocio".

Insitió, sin embargo, que el bienestar y el negocio de un pequeño grupo no puede estar por encima de los intereses, de la tranquilidad, incluso de la seguridad y la paz de todo el país.