La conmemoración del Día mundial de la Salud Mental encuentra a la población con los niveles de estrés desbordados, debido a la crisis generada por la pandemia del Covid-19.

SANTO DOMINGO.- La conmemoración del Día mundial de la Salud Mental encuentra a la población con los niveles de estrés desbordados, debido a la crisis generada por la pandemia del Covid-19.


El temor a infectarse, la ansiedad por lo impredecible, el aislamiento social, la pérdida del empleo, el teletrabajo, las clases virtuales y otras condiciones podrían ser abrumadoras, provocando emociones fuertes tanto en adultos como en niños, que desde marzo, cuando se detectó el primer caso de Coronavirus en el país, han tenido que cambiar sus rutinas.


La depresión parece estar haciendo su agosto en estos tiempos y según el Ministerio de Salud Pública, esta enfermedad mental ocupa el tercer lugar superada sólo por los trastornos de ansiedad y del sueño.


El detonante fatal es el suicidio, de hecho el 90 % de las personas que quitan la vida, sufren de depresión o de algunas enfermedades físicas, según el Alejandro Uribe Peguero, encargado del Departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.


El funcionario agregó que también hay un 5 % que toma esa determinante decisión sin sentir ningún tipo de enfermedad. Por lo que el empleado que se lanzó de El Huacal pudo haber estado en este pequeño porcentaje.


“Yo me resisto un poco a decir que ese señor se suicidó con alguna situación relacionada con la pandemia porque hay personas que en la mejor de las circunstancias cometen suicidios”, dijo Uribe Peguero.


Sobre otros suicidios ocurridos recientemente en el país, el doctor indicó que a nivel mundial, antes del COVID-19, la tasa de suicidios era un 6 % por cada 100 mil habitantes y después de la pandemia, es de un 6.5 %.