El procedimiento, que se realiza sin anestesia, provoca un pequeño sangrado y dolor de leve a potencialmente significativo. Los tatuajes tienen un costo mínimo de 2 mil pesos y pueden llegar a costar hasta más de 100 mil.

SANTO DOMINGO.- La práctica de adornar el cuerpo humano con tatuajes, que es considerada como un arte milenario en diversas zonas del planeta, llegó tímidamente en décadas recientes a República Dominicana, donde en los último años su popularidad y adeptos ha crecido de manera exponencial, generando un creciente nicho de mercado.

¿Por qué hay mayor interés de las personas en realizarse tatuajes? y ¿por qué es un negocio tan lucrativo?

Felipe Jiménez, un estudiante que nació en Nueva York, dice que es dominicano y brasileño, acudió a realizarse su primer tatuaje.

El significado de cada tatuaje es personal. Al igual que Felipe, de 24 años, decenas de personas acuden diariamente a distintos centros de tatuajes en el país en busca de plasmar algún recuerdo, imagen o frase en su piel mediante este arte.

Una estudiante de psicología expresó que al principio que uno de sus tatuajes no tenía significado, "después me gustó el significado de la luna, la feminidad y etc, este es el nombre de mi abuela y esta es la fecha de mi abuela y yo cumplimos años del mismo día".

Un tatuaje es una marca permanente o un diseño hecho en tu piel con pigmentos insertados por medio de punciones en la capa superior. Normalmente, el artista del tatuaje utiliza un equipo manual que actúa de manera parecida a una máquina de coser, con una o más agujas que perforan la piel repetidas veces. Con cada punción, las agujas insertan diminutas gotas de tinta.

Edward LaHoz, quien se considera un tatuador profesional manifestó: "el tatuaje lo vinculaban con la delincuencia porque en la cárcel lo usaban mucho, y los presos lo usaban mucho porque se lo hacían en la cárcel y ya se ha demostrado que no es así".

En efecto, marineros, presos y militares fueron los primeros occidentales en marcar con tinta sus pieles a finales del siglo 19 y principios del 20. Desde entonces, la práctica del tatuaje ha evolucionado y se ha extendido de manera significativa.

En República Dominicana el arte se realiza desde hace décadas. Sin embargo es en los últimos años creció la demanda de manera masiva.

Edward la Hoz, con 22 años trabajando el tatuaje profesional, es uno de los más reconocidos artistas del país explica que el arte milenario conquisto el público joven quienes lucen con orgullo sus obras.

El procedimiento, que se realiza sin anestesia, provoca un pequeño sangrado y dolor de leve a potencialmente significativo. Los tatuajes tienen un costo mínimo de 2 mil pesos y pueden llegar a costar hasta más de 100 mil.

Es justamente esta realidad, lo que hace del tatuaje un negocio lucrativo, en el que en poco tiempo y con baja inversión se pueden obtener grandes beneficios económicos.

Pero ¿Cuáles son los requisitos para ser tatuador en RD? ¿ Quién debe regular los centros de tatuajes? Y ¿Qué deben hacer estos centros para habilitarse en el país? Las respuestas este viernes en la segunda parte de la serie "EL NEGOCIO DEL TATUAJE".