El economista dijo que "es probable que el Gobierno eche para atrás", lo que entiende ha sido una constante de las autoridades actuales en materia de impuestos, incluso "este año no es la primera vez", advirtió.

SANTO DOMINGO.- Ante la postura de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) de que la carga impositiva a los servicios digitales será asumida por las empresas extranjeras sin que vaya en perjuicio de los consumidores, el economista y exdirector de la institución, Magín Díaz, dijo que República Dominicana sería el primer país en el que ocurriera tal cosa.

Durante su participación en El Despertador, Díaz indicó que en el pronunciamiento de la DGII sobre el tema ocurren dos cosas, "una estrategia de comunicación muy mala..., y el desconocimiento de la incidencia de los impuestos". 

En ese sentido, el economista explicó que una cosa es la incidencia legal, en la que resulta claro que las plataformas digitales son las que van a dar el dinero a la dirección y la incidencia económica, que es sobre quien recae el impuesto.

Asimismo, indicó que el reglamento que regulará dicho impuesto es muy confuso, por lo que duda que el mismo y el impuesto en sí entren en vigencia este año, ya que considera que resta muy poco tiempo y tratar de incluirlo ha generado una mala reacción.

Al contrario, recomendó a las autoridades a salir y explicar el impuesto, ya que, tal vez "técnicamente es necesario", pero no sea el mejor momento para su implementación. 

"Pero es un conjunto de cosas que están pasando en el país y en el mundo de inflación y de problemas, entonces, tu venir con una nueva carga sin explicarla bien, tal vez la población no la acepte, entonces haya que esperar a una negociación de una reforma fiscal", indicó.

Al ser cuestionado sobre la factibilidad de que sean las empresas dueñas de las plataformas que ofrecen los servicios digitales, Díaz expresó que “sería el primer país que pasara eso”, ya que "Amazon no va a asumir el impuesto de los dominicanos”, sin embargo, aclaró que todo es posible, pese a su dificultad. 

El economista dijo que "es probable que el Gobierno eche para atrás", lo que entiende ha sido una constante de las autoridades actuales en materia de impuestos, incluso "este año no es la primera vez", advirtió.

Señaló que esta acción "no me gusta mucho" porque "la gente vio el punto débil del Gobierno".

Impuestos a plataformas digitales

Magín Díaz dijo que el impuesto a los servicios digtales como Netflix, Airbnb, entre otros, no es un impuesto importante, ya que después de dos o tres años, el Gobierno pretende recaudar 3 mil millones de pesos, suma que el Estado supera en la recaudación total. 

Pero entiende que su implementación está justificada en fomentar que el mercado funcione en condiciones d eigualdad, es decir, adquirir un bien o servicio a través de plataformas digitales también debería estar gravado con impuestos.

"Siempre con los impuestos hay ganadores y perdedores", manifestó el economista al señalar que hay sectores que están a favor de un impuesto a las plataformas digitales, mientras que los consumidores no están de acuerdo, porque están recibiendo un servicio que será más caro.

A pesar de ser un "impuesto pequeño en términos de recaudación", es una medida que se ha considerado desde hace varios años, dado los bajos ingresos del Estado y la necesidad de aumentar la recaudación, pero que se hace ën un contexto de una crisis muy grande".