SILAO, México.- El papa Benedicto XVI exhortó este viernes a los mexicanos a fortalecer la convivencia pacífica, basada en el respeto a los derechos humanos, libre de "las tinieblas que ofuscan y atenaza" a un continente que está llamado a vivir en la esperanza.

En la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional de El Bajío, en la localidad central de Silao, el Pontífice destacó la necesidad promover la esperanza, pues cambia la existencia concreta de cada hombre y mujer y genera un "compromiso concreto de caminar a un mundo mejor".

Condenó cualquier tipo de forma de violencia en la sociedad y dijo que pedirá a Dios y la Virgen de Guadalupe que bendiga al pueblo mexicano, pero sobre todo a aquellos que sufren resentimientos y diversas formas de violencia.

Calderón destaca que el Papa visita México

El presidente mexicano, Felipe Calderón, dio la bienvenida al papa Benedicto XVI al llegar a este país para una visita de tres días y dijo que su presencia "adquiere un significado enorme en las horas aciagas" que atraviesa la nación.

"México se siente honrado por ser la primera nación de habla hispana que usted visita en el continente americano", afirmó Calderón en un mensaje de unos quince minutos que pronunció al lado del Papa en el aeropuerto internacional del Bajío, en el estado central de Guanajuato.

En su discurso, Calderón, que el próximo 1 de diciembre cederá el poder al presidente que sea elegido en los comicios del 1 de julio, hizo una especial mención a la violencia que sufre el país por las acciones del crimen organizado.

"Son muchos los desafíos a los que los mexicanos nos ha tocado enfrentar en los últimos tiempos", afirmó el mandatario, que citó de pasada los efectos de la crisis económica, "la más profunda de las generaciones actuales".

"México también ha sufrido la violencia despiadada y descarnada de los delincuentes. El crimen organizado causa sufrimiento a nuestro pueblo y tiene el siniestro rostro de la maldad", añadió.

Calderón dijo que su país comparte con el Papa "el anhelo de justicia y paz duradera" para generar un desarrollo humano integral.

"Luchamos cada día para dar a nuestras familias las condiciones de seguridad y de vida pacífica que les permita desarrollarse plenamente", agregó el gobernante.

Añadió que México esperaba del Papa "palabras de consuelo" y dijo que confía en que su visita "constituya un hito de mayor significado, una nueva época" en los vínculos entre este país y el Vaticano.

Aludió al carácter laico del Estado mexicano, donde se respetan las libertades políticas y religiosas, pero también destacó que esta nación es la segunda con el mayor número de católicos en todo el mundo.

"Confío en que la visita de Su Santidad ilumine el alma de las mujeres y los hombres en esta tierra, con la profundidad de su pensamiento como hombre notable y de fecunda inteligencia", afirmó Calderón