SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Todos necesitamos exponernos al sol; es nuestra principal fuente de vitamina D, la cual nos ayuda a absorber calcio para tener los huesos fuertes y sanos.

Sin embargo cuando esos rayos son muy fuertes pueden provocar el bronceado, esos rayos alcanzan la piel, quemaduras solares y otras lesiones cutáneas.

[jwplayer mediaid="304724"]