SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El embajador de la República Dominicana en el Reino Unido, Federico Cuello, criticó este martes al expresidente del país, Hipólito Mejía (2000-2004), por respaldar denuncias sobre corrupción en el país hechas por el embajador británico, Steven Fisher, a través de cauces no diplomáticos.

Fisher denunció el 23 de noviembre, durante una conferencia, casos de corrupción, sobornos e inseguridad jurídica que afectan a inversiones de su país en la República Dominicana, según informaron medios locales.

En un acto en el que estaban presentes el procurador general de la República, Radhamés Jiménez Peña; y el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero Isa, el embajador afirmó que una empresa británica, cuyo nombre no citó, se marchó hace poco del país caribeño debido a "inconvenientes asociados a la corrupción" y que otra compañía fue víctima de un intento de soborno "muy grande".

Mejía, candidato a la presidencia del país caribeño por el opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), destacó hoy en un comunicado enviado por su organización la actitud "responsable" del diplomático al hablar públicamente de "la falta de seguridad jurídica, sobornos y extorsión por parte de funcionarios del Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana" (PLD).

Cuello, antes estas manifestaciones de Mejía, expresó en declaraciones a Efe su "sorpresa" ante el hecho de que "un expresidente de la República emita declaraciones (...) respaldando el uso de argumentos a través de la prensa para tratar temas que deben ser ventilados a través de canales diplomáticos".

El embajador dominicano se encuentra estos días en Santo Domingo junto a una misión de cuatro parlamentarios británicos y diez empresarios "cuya presencia en el país -dijo- es una reiteración de que el Reino Unido cree en el potencial y el clima de inversión de la República Dominicana".

Señaló que el acuerdo de asociación entre el Caribe y la Unión Europea, del que son signatarios ambos países, cuenta con disposiciones legales que les comprometen a cooperar en la lucha contra problemas como los denunciados por Fisher.

Estas disposiciones se refieren a casos de contratos de inversión extranjera y a la lucha contra actividades financieras ilegales en general, explicó.

El diplomático dominicano reiteró a su colega británico, tal como la pasada semana hicieron la Cancillería y la Procuraduría General del país caribeño, la "exhortación a suministrar documentación específica" sobre los casos que ha denunciado "de manera genérica".

Reiteró que "las dificultades diplomáticas que existen entre los países mas amigos deben tratarse a través de canales diplomáticos, no a través de medios no diplomáticos, como la prensa", en alusión a las informaciones publicadas acerca de las manifestaciones públicas de Fisher