“Se otorga un plazo de 100 días para cosechar y/o retirar los cultivos en desarrollo y para desmantelar las infraestructuras y equipos relacionados con los cultivos agrícolas y la pecuaria. Quedan prohibidas las nuevas siembras.

SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales emitió la Resolución 0016/2021, en la que prohíbe de forma permanente las actividades agrícolas y ganaderas que aún se desarrollan en el Parque Nacional Valle Nuevo, por su importancia en la generación hídrica del país. 

La decisión firmada por el ministro Orlando Jorge Mera modifica el artículo 3 y el párrafo de la Resolución 0014/2016, que aprobó y autorizó la implementación del Plan de Acción para el Rescate del Parque, y sirvió de base para iniciar la eliminación de las actividades agrícolas en esa zona.  

En ese entonces, la medida no contemplaba de manera taxativa la prohibición de nuevos enclaves agrícolas; actividad que aún se evidencia dentro del área protegida, principalmente en la vertiente sur, donde la pasada administración no desarrolló acciones para completar el rescate de Valle Nuevo.  

Plazo y planes de reubicación 

“Se otorga un plazo de 100 días para cosechar y/o retirar los cultivos en desarrollo y para desmantelar las infraestructuras y equipos relacionados con los cultivos agrícolas y la pecuaria. Quedan prohibidas las nuevas siembras. Solo se permitirá la finalización y retiro de los productos de ciclo corto que estuviesen sembrados al momento de publicarse la presente resolución”, especifican los párrafos I y II del primer artículo de la nueva resolución.  

Transcurrido este plazo, el Ministerio retirará cualquier actividad que atente contra la integridad de este Parque Nacional, en cumplimiento de la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y la Ley 202-04 sectorial sobre Áreas Protegidas. 

Para esto, en el artículo cinco de la medida se establece que el Ministerio de Medio Ambiente “coordinará con el Ministerio de Defensa, para que a través del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA) y con el apoyo de las demás instituciones competentes, según el caso, se garantice el fiel cumplimiento de la presente resolución”. 

No obstante, en el plan de acción también se considera el factor humanitario, por la presencia de hombres y mujeres de la agricultura que pertenecen a generaciones de familias trabajadoras asentadas mucho antes de que Valle Nuevo fuera declarado Parque Nacional, a quienes se procederá a reubicar en un espacio digno y económicamente sostenible, con la facilidad de una alternativa legal fuera del área protegida.  

La Madre de las Aguas”, como también es llamado Valle Nuevo por su importancia en la producción de agua para la República Dominicana, tiene una extensión de 910 kilómetros cuadrados, terrenos que en su mayoría se ubican en la provincia La Vega. 

Dos de los más importantes ríos del país, Yuna y Nizao, tienen sus cabeceras dentro de este parque. Además, en sus terrenos existen tres macrocuencas que definen el régimen hídrico de gran parte del país que son: río Nizao y sus afluentes; río Las Cuevas y río Grande que son afluentes del río Yaque del Sur; río Tireo y río Blanco, que son afluentes del Yuna. 

De la producción de agua en esta zona depende el desenvolvimiento de miles de hogares, así como la productividad de enclaves agrícolas fundamentales para la seguridad alimentaria del país, como el Valle de Constanza y zonas agrícolas del sur del país.  

Además,el parque es hogar de más de 500 especies de plantas, de las cuales 138 son endémicas de Valle Nuevo, así como numerosas especies de anfibios, reptiles, mariposas y aves.