El galeno explicó que además de las quemaduras, la inhalación de gas y humo comprometió los pulmones de los pacientes.

SANTO DOMINGO.- La pareja que sufrió quemaduras graves cuando el hombre intentó quemar viva a su esposa en Villa Juana amanecieron este viernes con un cuadro clínico empeorado, mientras quienes los rescataron se mantienen curando las heridas que serán secuelas permanentes.

Los residentes de esta calle y otras aledañas aún no salen del asombro y entre llantos cuenta lo trabajadora que es Mercedes Brito, quien esté viernes se debate entre la vida y la muerte luego de que su pareja, el señor José Reyes intentara quitarle la vida junto a él cuando abrió un tanque de gas.

Algunos indicaron que les sorprendió dicho accionar del hombre 49 años, ya que lo conocieron como una persona tranquila.

De acuerdo con el director de la Unidad de Quemados, que funciona en el Hospital Ney Arias Lora, Eddy Bruno, la pareja, que según vecinos, tenían poco tiempo separados, tienen un cuadro muy delicado de salud, ya que además de las quemaduras, el humo y gas inhalado empeoró su cuadro clínico.

Los vecinos que intentaron ayudar y también resultaron quemados en horas de la mañana recibían ayudan para higienizar y curar las áreas afectadas en la zona.

De acuerdo con los residentes de esta calle, la pareja no tiene hijos en común.