El jurista manifestó que sus clientes Carlos Berigüete, Jonathan Brea y Rafael Mesa llevaban más de una década laborando en la institución con diferentes administraciones y nunca habían enfrentado problemas similares.

SANTO DOMINGO.- El abogado de tres de los imputados por el fraude en la Lotería Nacional, Plutarco Jáquez, aseguró este miércoles que sus defendidos actuaron por presión y manipulación de la entonces administración de la institución, para no perder sus puestos de trabajo.

El jurista manifestó que sus clientes Carlos Berigüete, Jonathan Brea y Rafael Mesa llevaban más de una década laborando en la institución con diferentes administraciones y nunca habían enfrentado problemas similares.

"Fíjense ustedes que esa maniobra inició en el mes de julio y se intentaron hacer varios sorteos, pero no se pudieron hacer porque algunos de esos muchachos estaban bastante asustados y se negaban", afirmó.

Dijo que sus clientes estaban tan asustados y que, en su mayoría, han devuelto al Ministerio Público el dinero obtenido mediante la práctica fraudulenta.

El abogado defensor aseguró que están listos para conocer el expediente y que no solicitarán aplazamiento.

Carlos Manuel Beriguete Pérez, quien se desempeña como soporte técnico en la Lotería Nacional, se reunió con los principales implicados en el caso donde se le cuestionó sobre si sabía manejar los bolos a lo que respondió negativamente.

El soporte técnico de la Lotería Nacional luego es informado por miembros de la “alta gerencia” que iban a preparar un “Sorteo Especial” en la Lotería Nacional y que si conocía a alguien de los que preparaban los sorteos.

En ese momento, Beriguete Pérez manifestó que hablaría con el imputado Jonathan Augusto Brea Ovalles, quien se desempeña como Supervisor de Sorteos y es quien prepara el pre-sorteo y el sorteo en la Lotería Nacional.

Este imputado fue quien se puso en contacto con Rafael Mesa Nova, quien se desempeña como chofer de la entidad y tiene bajo su responsabilidad trasladar a los no videntes que participan en los sorteos de la Lotería Nacional desde sus casas hacia la Lotería Nacional y viceversa, proponiéndole participar de un “Sorteo Especial” donde le pagarían la suma de RD$500,000 y que a su vez le manifestara la propuesta de participar en dicho fraude al no vidente Miguel Mejía.