El CODIA ordenó una investigación sobre los permisos de una construcción que se levanta al lado de su sede principal, que supuestamente originó el derrumbe de uno de los salones de su estructura.

SANTO DOMINGO.- Miembros del Colegio Dominicano de Ingenieros Arquitectos y Agrimensores, se preparan para la recolección de los escombros, en tanto empleados piden reubicación de la sede.

El CODIA ordenó una investigación sobre los permisos de una construcción que se levanta al lado de su sede principal, que supuestamente originó el derrumbe de uno de los salones de su estructura.

“El edificio en sí ya está vulnerable, yo voy a cumplir el próximo mes 34 años laborando aquí y es una edificación que se ha restaurado varias veces”, dice Yomary Inoa, encargada de eventos técnicos.

“Para eso tenemos que hacer una asamblea nacional general y ver lo que se decida ahí, pero nosotros como junta la parte administrativa no podemos decidir esto porque esto es un patrimonio que incluye a todos los miembros del CODIA”, expresó Dolores Núñez.