Reconoció que con la apertura total de la actividad económica, los empresarios podrán recuperarse más rápido, ya que con la actividad comercial limitada es difícil que los negocios puedan exhibir mejoría.

SANTIAGO.- La clase empresarial de Santiago saludó este miércoles la decisión del Gobierno de eliminar el toque de queda a partir de este lunes en todo el país, al tiempo que aseguró están preocupados por la eventual ocurrencia de un rebrote del Covid-19, ya que esa provincia aún no alcanza el 70 por ciento de la población vacunada.

Así lo expresó el presidente de la Asociación de comerciantes e Industrias de Santiago, Sandy Filpo, quien teme que ante el levantamiento de la medida que restringe la libre circulación de las personas, el país se enfrente a una cuarta ola de la pandemia, como ha sucedido en otras ciudades donde han eliminado el toque de queda.

“Nos preocupa la cantidad de personas sin vacunar en Santiago, pese al esfuerzo realizado por el gobierno adoptando varias medidas que propician  a la inoculación, sin embargo, gente no ha respondido. Aquí el temor que debemos temer es que al levantar el toque de queda tengamos un rebrote y nos pase como a otras ciudades que han tenido que cerrar”, agregó Filpo.

Reconoció que con la apertura total de la actividad económica, los empresarios podrán recuperarse más rápido, ya que con la actividad comercial limitada es difícil que los negocios puedan exhibir mejoría.

“Una economía trabajando prácticamente a medias como estamos no puede avanzar, nosotros lo que esperamos es que a partir de ahora las cosas desde el punto de vista económico vuelvan a su normalidad y que los negocios que se estaban desarrollando a medias puedan hacerlo de forma normal”, añadió el representante de los empresarios.