Con relación a las distribuidoras, el ingeniero Almonte criticó que en la pasada administración no hubo un espíritu de gasto austero, ni de corregir situaciones, sino que las EDE tuvieron una ineficiencia gerencial.

SANTIAGO.- Será el próximo mes de agosto, al cumplirse el primer año de gobierno, cuando el Ministerio de Energía y Minas hará una presentación formal sobre la situación encontrada por las actuales autoridades en el sector eléctrico dominicano.

La afirmación la hizo el ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, donde señaló que el informe no tiene como propósito la persecución política, sino de dar a conocer al país los hallazgos en ese sector.

Almonte explicó que esta presentación abarcará el funcionamiento y desempeño durante la pasada administración de las Empresas Distribuidoras de Electricidad (EDE), de Punta Catalina y de otros aspectos claves del sector eléctrico público.

Con relación a las distribuidoras, el ingeniero Almonte criticó que en la pasada administración no hubo un espíritu de gasto austero, ni de corregir situaciones, sino que las EDE tuvieron una ineficiencia gerencial.

En ese sentido, Almonte se refirió a materiales, medidores, transformadores que estaban como desechables en los almacenes de las distribuidoras y, sin embargo, han sido reparados, puestos a funcionar y han sido incorporados al sistema energético.

El funcionario destacó que se desarrolla una licitación de un gran monto de inversiones relacionada con la compra de medidores, transformadores, redes eléctricas, etc., para reducir la pérdida de las EDE y aumentar la cobranza, lo que disminuirá significativamente el déficit financiero de estas empresas.

Señaló que, pese a no haber hecho esas inversiones en este primer semestre, mantienen el abastecimiento de energía eléctrica en alrededor de un 99% en todo el país, teniendo así un sistema eléctrico más estable, más abundante en cuanto a la entrega de energía y con una gestión más coordinada y saneada que años anteriores.

Sobre Punta Catalina, el ingeniero Almonte anunció que en los próximos días la central termoeléctrica contratará mediante una licitación pública internacional una firma que se encargará de la operación y mantenimiento técnico de la planta.

Explicó que Punta Catalina se va a constituir en un fideicomiso público para participar como si fuera una empresa independiente en el mercado eléctrico, pero de capital público, a los fines de que sea una planta que opere y se le dé servicio de mantenimiento aislado de lo político.

“No será una planta eléctrica cuya gestión operativa y de mantenimiento técnico estará sujeta a las veleidades de la política, sino que habrá un contrato, por un número determinado de años, con unos términos determinados, a partir de los cuales la empresa se encargará de todo ese servicio”, insistió.