De acuerdo con versiones preliminares, el niño cayó en una olla de habichuelas con dulce. El trágico hecho ocurrió la noche de este domingo en el municipio de Cotuí.

SANTIAGO, República Dominicana.- En estado crítico se encuentra en la Unidad de Quemados del Hospital Pediátrico Arturo Grullón de esta provincia, un niño de dos años el cual recibió quemaduras en un 80 por ciento de su cuerpo.

De acuerdo con versiones preliminares, el niño cayó en una olla de habichuelas con dulce. El trágico hecho ocurrió la noche de este domingo en el municipio de Cotuí momento que celebraban el novenario de un pariente.

La doctora Renata Quintero, directora Unidad de Quemados del Hospital Arturo Grullón informó, que el estado del infante es delicado, debido a que recibió quemaduras de segundo grado.

Dijo que el departamento de Psicología y de Trabajo Social están conversando con la madre desde anoche sobre la condición de gravedad del infante.

Informó que el personal médico que le asiste está haciendo lo humanamente posible para salvar la vida del niño.