“No puede ser que el Modelo (de Gestión Penitenciaria) trate de responder a lo que un interno específicamente quiere reclamar, diferente al tratamiento que se le da a todos los internos”, sostuvo.

SANTO DOMINGO.- El Modelo de Gestión Penitenciaria (MGP) mantiene un tratamiento igualitario para todos sus privados de libertad, “lo que no hay en el Modelo, ni debe haberlo en este país, ni en ninguno, es privilegios”.

 El planteamiento lo hizo el procurador adjunto Wilson Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), al referirse a la insistencia en buscar privilegios del  mayor general Adán Cáceres Silvestre, imputado por el Ministerio Público de formar parte de la red de corrupción y lavado de activos desarticulada con la Operación Coral.

“No puede ser que el Modelo (de Gestión Penitenciaria) trate de responder a lo que un interno específicamente quiere reclamar, diferente al tratamiento que se le da a todos los internos”, sostuvo.

“Todos los internos, vuelvo, repito, reciben un trato igualitario”, sostuvo Camacho, al salir de la audiencia en la que la Tercera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, integrada por los jueces Ignacio Camacho, Nancy Joaquín y Mariana Daneira García, ratificó la prisión preventiva impuesta al mayor general Cáceres Silvestre.

“La Corte ha desestimado el recurso, ha ratificado la prisión preventiva y ha establecido, además y esto lo ha hecho de manera reiterada, que el Ministerio Público ha desarrollado una investigación seria; y ese es uno de los compromisos que nosotros hemos establecido en este y todos los casos, construir procesos serios y blindados”, dijo Camacho.