Con dificultades para caminar, la señora Florentina Espíritu Santo, de 80 años, narró el terror que vivió cuando en un abrir y cerrar de ojos el río Duey inundó su vivienda y a dos días de los estragos del huracán Fiona no ha podido secar en el sol los pocos ajuares que le quedaron debido a las lluvias.

La Altagracia.- A dos días del embate por los remanentes  del huracán Fiona la incertidumbre aumenta en los  los residentes del sector Los Platanitos en el municipio de Higüey, donde cientos de familias continúan tratando de secar sus ajuares al sol, pero con dificultades debido a  las lluvias que aún se registran.

En tanto, el Ministerio de Salud instaló dos hospitales móviles para brindar asistencia a los damnificados.

Con dificultades para caminar, la señora Florentina Espíritu Santo, de 80 años, narró el terror que vivió cuando en un abrir y cerrar de ojos el río Duey inundó su vivienda y a dos días de los estragos del huracán Fiona no ha podido secar en el sol los pocos ajuares que le quedaron debido a las lluvias.

´´Con al agua hasta aquí, ya una señora con 80 años mira como ando con mi bastón yo no tengo mueble, no tengo Cama, la nevera se me dañó´´ dijo Florentina Espíritu Santo, residente en Los Platanitos

´´Estamos muy angustiados porque no tenemos nada, estamos careciendo de agua para beber, para utilizarla, para echarla en el lodo aquí´´ expresó Elsa Ramírez, también residente en Los Platanitos

Colchones, electrodomésticos,  montones de desechos y un panorama desolador era lo que se observaba en las calles del barrio Los Platanitos de Higuey, quienes tras los estragos de Fiona dicen esperar recibir la ayuda que prometida por las autoridades.

´´El Presidente pasó por aquí ayer hicieron el bulto, pero no han llegado la ayuda, vinieron y anotaron un poco de personas que iban a dar la ayuda, pero dónde están´´. Explica Daysi María Leonardo

El Inespre informó  que distribuyó más de 5 mil raciones alimenticias en las provincias afectas.

En procura de llevar prevención ante las enfermedades que podrían surgir por los estancamientos de agua, el Ministerio de Salud Pública instaló dos hospitales móviles y un centro de servicios en La Basílica de esta provincia.

Los afectados por el fenómeno atmosférico también recibirán atención psicológica para que puedan superar  el impacto emocional de la tragedia.

Las autoridades informaron que  en el día de mañana realizarán operativos en las comunidades de Verón y Friusa para llevar asistencia médica y medicamentos  a los damnificados.