SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente de la Junta Central Electoral, Roberto Rosario Márquez, dijo este domingo que en ese organismo electoral no hay preferidos ni vacas sagradas, y que durante su estadía en la institución ha actuado de frente al sol y ha apoyado todas las disposiciones que entiende contribuyen al fortalecimiento de la democracia.

Recordó que en una ocasión ordenó a las autoridades gubernamentales la supsensión de una nominilla donde supuestamente se beneficiaban activistas del Partido de la Liberación Dominicana que cobraban sin trabajar.

“Cuando yo fui presidente de la Cámara Administrativa, nosotros firmamos una acción que nunca nadie la había tomado en la historia; fue cuando decidimos suspender al gobierno una nominilla de pago para empleados públicos en todo el país, y esto nadie lo ha había hecho”, apuntó.

Dijo que “nos ganamos muchas enemistades, pero al final pasaron las elecciones y entonces vino el reconocimiento a la JCE de los beneficiados con la medida y de los afectados”.

Indicó que “el que reciba más votos, ese será el presidente de la República Dominicana”.