En medio de discusiones con las autoridades de socorro, familias alojadas en albergues de la provincia Espaillat, comenzaron a abandonar estos lugares de protección, por la falta de alimentos, situación que dicen afectó a algunos niños.

ESPAILLAT.- En medio de discusiones con las autoridades de socorro, familias alojadas en albergues de la provincia Espaillat, comenzaron a abandonar estos lugares de protección, por la falta de alimentos, situación que dicen afectó a algunos niños.

Mientras en horas tempranas, cientos de desplazados, árboles derribados y un fuerte oleaje a causa de los fuertes vientos se mantuvieron en la costa de esta provincia.

Estos estragos se registaron en La Piragua en Joba Arriba de Gaspar Hernández tras el paso del huracán Irma.

Según reportes, la caída de los arboles también ha obstaculizaron el tránsito y el paso a las comunidades próximas.