Guzmán manifestó que durante su gestión que abarcó desde octubre del 2014 hasta diciembre del 2015, periodo que estuvo incluido en la auditoria, no hubo observación de irregularidades de parte del órgano auditor.

Santo Domingo.- La ex ministra de Salud Pública Altagracia Guzmán Marcelino, se desligó este martes de las irregularidades reveladas por la Cámara de Cuentas a través de una auditoría en el proceso de adjudicación y construcción de 56 hospitales y en el equipamiento de hospitales realizados a cargo de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE),  este último ascendentes a RD$43,237,525,265 de los que supuestamente Alexis Medina, hermano del expresidente Danilo Medina y principal implicado en el caso Antipulpo obtuvo beneficios con la empresa Domedical Supply.

Al participar en la entrevista central de El Despertador, Guzmán manifestó que durante su gestión que abarcó desde octubre del 2014 hasta diciembre del 2015, periodo que estuvo incluido en la auditoria, no hubo observación de irregularidades de parte del órgano auditor.

“En nuestra gestión el Ministerio de Salud no tuvo nada que ver con la construcción y equipamiento de hospitales”, sostuvo.

Indicó además, que desde junio del 2015 el manejo, construcción y equipamiento de hospitales pasó a la OISOE y al Servicio Nacional de Salud, por lo que el Ministerio de Salud solo fungía su función de rector.

“Había intervención del MISPAS en su rol rector… A nosotros no nos correspondía, para eso están los organismos correspondientes Cada institución tiene su fiscalización y control interno”, puntualizó la exfuncionaria al destacar al mismo tiempo que como ministerio. “Nosotros teníamos establecido nuestro plan de trabajo y nada que no fuera eso yo metía las narices en otros asuntos”.

Sin embargo, resaltó que “la obra está ahí y la población se ha beneficiado de esos centros de salud, ya que anteriormente esos hospitales estaban en total hacinamiento y eso ya ha cambiado”, al manifestar también que la justicia tendrá la oportunidad de hacer todas las indagatorias de lugar y no solo limitarse a los informes de la Cámara de Cuentas.