La familia notificó el descubrimiento a la Policía que minutos después descendió al lugar e hizo el levantamiento.

PUERTO PLATA.- La cabeza de un agricultor que había sido descuartizado y sus restos esparcidos en una finca en la sección Gurabito de Yaroa del distrito municipal Yásica Arriba en Puerto Plata, fue encontrada luego de nueve días de búsqueda.

La información fue compartida por Jaime Thomas Martínez, hermano del occiso Edison José Ulloa, de 37 años, quien  presuntamente fue cortado con una motosierra.

El hallazgo de la cabeza del agricultor lo hizo un vecino solo identificado como Obi, quien se había unido  a la búsqueda,  por lo que su hermano Aneudy Martínez se apersonó al lugar donde fue encontrada para reconocer la osamenta.

La familia notificó el descubrimiento a la Policía que minutos después descendió al lugar e hizo el levantamiento.

En la cabeza, dicen, observaron una hendidura que hace sospechar que pudo ser por un golpe contuso.

El agricultor había desaparecido el pasado jueves 2 de septiembre por lo que parientes  comenzaron a buscarlo y al día siguiente, con la sospecha de que una tragedia había ocurrido, indagaron en la finca de quien amenazó de muerte varias semanas antes al agricultor, encontrando en esa propiedad el tronco del cuerpo con los brazos. Sus extremidades inferiores y su cabeza no estaban en la escena.

El sábado 4 de septiembre, tras reanudarse la búsqueda, los parientes encontraron en la misma finca la parte baja de la cadera y las piernas de la víctima.

La Policía Nacional detuvo para fines de investigación a siete personas, incluyendo al propietario de la finca donde fueron halladas las partes del cuerpo y quien a legadamente amenazó de muerte a Ulloa, Evelio Díaz Artiles, hijo de una exfiscal del Ministerio Público en Puerto Plata.

Pedro Virginio Balbuena Batista, Rafael Carlos Balbuena Pucheu y Manuel Danilo Reyes Marmolejos, abogados del hombre que para los afectados es el principal sospechoso del crimen, depositaron una acción constitucional de hábeas corpus ante la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia de Puerto Plata, alegando la prisión irregular del detenido.

Díaz, quien según los parientes de la víctima, es protegido por las autoridades, fue dejado en libertad por el Ministerio Público tras 72 horas de detención por supuesta “falta de pruebas”.

El celular de la víctima no ha sido encontrado.