El drama de esta madre va más allá de su enfermedad al pensar que debido a la falta de medicamentos y alimentos, su salud se deteriore a tal punto que no pueda cuidar a su vástago o incluso perder la vida.

SANTO DOMINGO.- Tras recibir el diagnóstico de cáncer, una mujer sólo piensa en el futuro de su hijo hidrocefálico y de quién se encargará de su cuidado en caso de que ella no pueda atenderlo. La incertidumbre aumenta debido a la falta de recursos económicos que le impide adquirir los medicamentos que necesitan.

Él es Brainer Ferrera Feliz quien padece de hidrocefalia. Su madre y único sustento fue diagnosticada con cáncer de garganta.

El drama de esta madre va más allá de su enfermedad al pensar que debido a la falta de medicamentos y alimentos, su salud se deteriore a tal punto que no pueda cuidar a su vástago o incluso perder la vida.

Brainer ha pasado por tres procesos quirúrgicos. Su madre tuvo que abandonar sus labores de domestica para dedicarse a cuidarlo.

La señora Yeni explicó que durante dos meses recibió ayuda de las autoridades para los medicamentos, pero le fue suspendida. Mientras, espera que alguna persona pueda contribuir con su caso.

Otra de sus preocupaciones es que la casa donde residen no tiene las condiciones necesarias, incluso tienen una sola cama y la señora Yeni pasa sus noches en el piso.

Para colaborar con esta familia usted puede comunicarse al teléfono (809) 675-0585.