La defensa de Argenis Contreras, principal acusado del asesinato del Yuniol Ramírez, afirma cuenta con pruebas suficiente para que su cliente sea absuelto.

SANTO DOMINGO.- Tras más de cuatro años desde el homicidio del abogado Yuniol Ramírez, el principal acusado de la muerte, Argenis Contreras, y los demás implicados del caso de supuesta corrupción en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa) comparecieron este miércoles ante el tribunal para el comienzo del juicio de fondo.

La defensa de Argenis Contreras, principal acusado del asesinato del Yuniol Ramírez, afirma cuenta con pruebas suficiente para que su cliente sea absuelto.

Para demostrar su inocencia, el abogado de Contreras, afirmó que van  a utilizar las mismas pruebas que ha depositado el Ministerio Público "porque a ellos les corresponde probar la acusación y con las pruebas que depositaron, que anunciaron hoy" no lo van a lograr, afirmó.

Dijo que los elementos de pruebas que ha presentado el Ministerio Público en esa acusación,  se van a diluir.

El togado dijo que el viernes, para cuando fue recesado el juicio de fondo, el órgano acusador finalizará la lectura de la acusación contra los implicados en el caso, el cual fue unificado con el de supuesta corrupción en la OMSA, y luego la defensa iniciará con sus alegatos de apertura y más tarde se escuchará a los primeros cinco testigos.

El Ministerio Público cuenta con 69 testigos, 300 pruebas documentales-perciales que van a comenzar a ser incorporadas a partir del próximo viernes, mientras que del lado de la defensa hay unos 30 testigos, afirmó.

Ramírez, quien presidía la Convergencia Nacional de Abogados (CONA), fue hallado muerto con un block de concreto atado a su cuello mediante una cadena, en un arroyo de Hato Nuevo, en Santo Domingo Oeste.

El crimen registrado en octubre de 2017 está vinculado con los actos de corrupción administrativa ocurridos en la entidad gubernamental de transporte.

Luego del hecho Argenis Contreras huyó del país hacia los Estados Unidos, donde fue capturado y tres años después y tras los esfuerzos de la actual gestión de la Procuraduría General, el Ministerio Público logró el pasado año que fuera entregado al país.

Tras acoger la solicitud del órgano acusador, el pasado 24 de febrero el tribunal decidió unificar el expediente del asesinato del abogado Yuniol Ramírez con el de los actos de corrupción administrativa registrados en la OMSA.