Será a las 3:00 o 4:00 de la tarde cuando la niña sobrepase los efectos de la anestesia.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Hace al menos 38 minutos que la niña Astrid Montero entró al quirófano para ser sometida a tres cirugías para corregirle una cardiopatía congénita.

Será a las 3:00 o 4:00 de la tarde cuando la niña sobrepase los efectos de la anestesia.

Montero fue sometida a un coma inducido, los médicos que la tratan asumen la operación como un reto ya que nunca habían corregido esa cardiopatía con ese nivel de complejidad.

El costo de la habitación es 7,000 dólares por día, por lo que la familia piden ayuda para que el pueblo dominicano siga colaborando a esta causa