Como un enemigo silencioso es calificado el sistema de pensiones dominicano, y otras trabas como el aumento de 60 a 65 años la edad de jubilación,  así lo afirman diputados y la Asociación Dominicana de Usuarios de la Seguridad Social (Asodomuss), que este lunes entregaron un anteproyecto de ley que busca modificar ley 87-01 de salud.

SANTO DOMINGO.-Como un enemigo silencioso es calificado el sistema de pensiones dominicano, y otras trabas como el aumento de 60 a 65 años la edad de jubilación,  así lo afirman diputados y la Asociación Dominicana de Usuarios de la Seguridad Social (Asodomuss), que este lunes entregaron un anteproyecto de ley que busca modificar ley 87-01 de salud.

La iniciativa de anteproyecto busca también poner freno a las ganancias de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).