El centro educativo, fundado por la Asociación Pro Educación del Sordo en 1992, a entregado certificados de bachiller a más de 400 graduados.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Veintitrés nuevos bachilleres con discapacidad auditiva fueron investidos, tras concluir sus estudios de secundaria en la Escuela Nacional para Sordos con alto índice académico.

Al pronunciar las palabras centrales del acto de investidura, Yanet Francisco, directora del centro educativo, exhortó a los jóvenes a continuar sus estudios en la universidad.

El centro educativo, fundado por la Asociación Pro Educación del Sordo en 1992, a entregado certificados de bachiller a más de 400 graduados.