A tres semanas para el inicio del año escolar, en la Escuela Básica Francisco Cabral López de Villa Mella  las condiciones son precarias.

SANTO DOMINGO.- Mientras avanzan los trabajos de rehabilitación y limpieza en algunos centros educativos,  en varias escuelas en Villa Mella y otros sectores de Santo Domingo Norte aún esperan  para ser intervenidas  debido a la falta de condiciones de su planta física.

A tres semanas para el inicio del año escolar, en la Escuela Básica Francisco Cabral López de Villa Mella  las condiciones son precarias.

En este centro educativo, la mayoría de butacas está inservible, y no cuenta con suficientes maestros para impartir la docencia a los más de 1,500 estudiantes matriculados, según sus  directivos.

Aunque la edificación de la escuela básica de Los Guaricanos está en mejores condiciones, allí aún esperan por la intervención del área recreativa que se encuentra arrabalizada.

Este jueves, se observó al personal educativo realizar labores de limpieza en algunos centros escolares, mientras padres de familia culminaban el proceso de inscripción de sus hijos para el inicio de las clases el próximo 20 de septiembre.

El tema del distanciamiento social  también se ha convertido en un desafío para algunas escuelas debido a que registran una sobrepoblación estudiantil.

Como parte de los protocolos sanitarios para prevenir la propagación de la pandemia, las autoridades del Ministerio de Educación han establecido que debe haber un promedio de 30 estudiantes por aula con 1.5 metros de distanciamiento.