Obras sin diseños de estructural, sin estudios de suelo, sobrepagadas, entre otras irregularidades son parte del conjunto de trabas encontradas que alegadamente han impedido la conclusión de muchas aulas.

Santo Domingo.- Tras llegar al Gobierno en el año 2020, el presidente Luis Abinader aseguró que encontró un retraso de cuatro años y seis meses, en las construcciones de escuelas y liceos.

El mandatario explicó que las construcciones escolares que se habían empezado y estaban paralizadas se remontaban a las administraciones de los expresidentes Hipólito Mejía y Leonel Fernández.

Dijo que al llegar al poder se encontró con que el 95% de las construcciones sobrepasaron el 25% del presupuesto contratado, por lo que legalmente se hacía imposible continuar la obra, debido a que la Ley de Compras y Contrataciones establece ese porcentaje como tope para adendas.

Obras sin diseños de estructural, sin estudios de suelo, sobrepagadas, entre otras irregularidades son parte del conjunto de trabas encontradas que alegadamente han impedido la conclusión de muchas aulas.

Calificó la situación de los planteles como compleja, asegurando durante un encuentro con directivos de medios de comunicación que en los primeros meses de gobierno se pudieron terminar algunas escuelas.

Apuntó que el 98% de las construcciones escolares tenían problemas legales, por lo que tuvieron que modificar la Ley, pues dijo, “era la única forma de cumplirla”.