El acusado, identificado como Jefri de Jesús López Domínguez, tenía cuatro días laborando como seguridad en el residencial White Sands y acusa al esposo de Carolina Ureña, Roberto Reyes, de 54 años, de darle las llaves para que pudiera entrar al apartamento donde se encontraba la joven de 22 años.

SANTO DOMINGO.- El hombre acusado de ultimar a una joven de 31 puñaladas el pasado 16 de agosto habría declarado que el esposo de la occisa le pagó la suma de 25 mil pesos para ultimar a su pareja, de acuerdo con informaciones de Jorge Luis Amador, fiscal investigador que lleva el caso.

El acusado, identificado como Jefri de Jesús López Domínguez, tenía cuatro días laborando como seguridad en el residencial White Sands y acusa al esposo de Carolina Ureña, Roberto Reyes, de 54 años, de darle las llaves para que pudiera entrar al apartamento donde se encontraba la joven de 22 años.

¿Cómo sucedieron los hechos?

De acuerdo con el fiscal Amador, Jefri de Jesús López Domínguez en su testimonio narró de forma fría y tranquilo la forma en que le quitó la vida a Ureña.

Según el testimonio del presunto homicida, encontró a su víctima en una habitación y fue por la espalda que le propinó la primera estocada con un cuchillo que llevó.

Dijo que el arma blanca se rompió por lo que trasladó a la hoy fallecida a la cocina donde se armó con otro cuchillo.

Agregó que Ureña pudo escapar de las garras de su verdugo y esconderse en una habitación, pero el presunto homicida pudo alcanzarla nuevamente y ahí le propinó las demás estocadas.

El esposo difiere del relato

Roberto Reyes relató que el día en que su pareja fue asesinada había salido con su suegra por un tiempo de media hora y le entregó las llaves del apartamento al seguridad.

Expresó que cuando volvió al residencial se encontró a López Domínguez con su camisa manchada de sangre y caminando en dirección a la garita.

Alega que cuando lo cuestionó en torno a las llaves la respuesta que recibió fue que las había dejado en el gimnasio y que iría a buscarlas; sin embargo, nunca volvió.

Relató que se dirigió al apartamento de inmediato en compañía de otro empleado de mantenimiento y cuando llegó la escena que se encontró fue a su esposa muerta.

Hay pruebas suficientes

El fiscal Jorge Luis Amador indicó que de acuerdo con el testimonio de Jefri de Jesús López Domínguez y las pruebas obtenidas, Roberto Reyes es el autor intelectual del sangriento crimen.

Según agregó, el Ministerio Público cuenta con evidencias que respaldan el testimonio del seguridad, ya que tienen vídeos donde se ve al presunto homicida subir al referido bloque de apartamentos, además de un vídeo de cuando sale por la puerta de atrás sin camisa, con sangre y con los dos cuchillos, incluyendo uno roto, tal y como relató.