El infectólogo Héctor Balcácer, manifestó que lamentablemente hay que esperar alrededor de dos semanas todavía para lograr unos resultados definitivos.

Por Vladimir Núñez

Santo Domingo.- Es una especulación establecer el nivel de agresividad de la nueva variante ómicron del Covid-19 detectada en Sudáfrica, expresaron este domingo epidemiólogos e infectólogos, quienes consideran que no deben despertarse las alarmas por la enfermedad, cuyos síntomas son diferentes a las demás cepas que hasta ahora han incidido durante la pandemia que lleva aproximadamente dos años.

Todavía no hay un resultado científico que permita establecer el nivel peligrosidad de la variante, es el argumento en que el epidemiólogo Carlos Feliz fundamenta su planteamiento.

 “Cualquier elemento sobre la agresividad, la infectación es un elemento de tipo especulativo, pero no se basa en un criterio científico y no se debe hacer alarma a la población vinculada a esta variante”, dijo.

El doctor Feliz sostuvo que los síntomas de la nueva variante son diferentes a las demás mutaciones del virus que se han registrado. “El cuadro clínico de esta variante se presenta con un malestar general, un decaimiento del cuerpo, una leve toz y un aumento sorpresivo de la temperatura”, expresó.

Asimismo, el infectólogo Héctor Balcácer, manifestó que lamentablemente hay que esperar alrededor de dos semanas todavía para lograr unos resultados definitivos.

Balcácer explicó las razones que han despertado las alarmas ante el surgimiento de la nueva cepa: “Esta variante todavía tiene más mutaciones que Delta, entonces desde el punto de vista teórico existe la posibilidad de que personas ya vacunadas, de que personas que ya padecieron la enfermedad se infecten nueva vez”.

La vacunación juega un papel importante en la contención del virus, a juicio del infectólogo Balcácer.

“Por qué en el sur de áfrica aparece esta variante, muy fácil, en el sur de áfrica solamente el 6% de la población se ha vacunado, lo que le permite tener una población muy amplia sin defensa”, añadió.

Además de Sudáfrica, más de ocho países han registrado casos de la nueva cepa entre los que figuran Holanda, Australia, Italia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, República Checa, Israel y Hong Kong en la República Popular China.

“El comportamiento de número de casos, la positividad, la hospitalización, cuidado intensivo que ahora mismo están bien es lo que vamos a estar vigilando” , manifestó el ministro Salud Pública, Daniel Rivera.

La Organización Mundial de la Salud considera “preocupante” el surgimiento de la nueva cepa del coronavirus.

Aunque rechazan las alarmas por la aparición de la variante, los especialistas exhortaron a la población mantener de manera estricta el uso de mascarilla, el distanciamiento físico y el lavado constante de las manos.