Con las operaciones Coral y Coral 5G el Ministerio Público presentó cargos por corrupción administrativa contra 48 personas, 30 personas físicas y 18 personas jurídicas, imputadas de defraudar al Estado dominicano con más de 4,000 millones de pesos.

SANTO DOMINGO.- El procurador adjunto Wilson Camacho afirmó este viernes que, como lo contempla la ley, están dadas todas las condiciones para que se fusionen los casos de corrupción administrativa Coral y Coral 5G.

Camacho, responsable de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), destacó que el Ministerio Público está listo para conocer la fusión de esos casos.

“Miren, dos cosas: primero, el caso de hoy se aplazó porque una de las acusadas presentó un problema de salud y debió ser sacada de la sala de audiencia. No obstante, el Ministerio Público estar listo para conocer esta solicitud de fusión, la audiencia debió detenerse por esa situación”, dijo en respuesta a preguntas de periodistas que lo entrevistaron a la salida del Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional.

“En segundo lugar, en este caso están dadas todas las condiciones para que el proceso se fusione; primero, porque la ley exige que no haya retraso y esta fusión en vez de retrasar acelera el proceso; porque estos procesos tienen las mismas características”, añadió.

“En ambos casos estamos hablando de tres instituciones que es el Cusep, Cestur y Conani, y de las mismas modalidades de comisión de delitos, por lo que, las exigencias que tiene la norma para que este caso se fusione, están dadas, y nosotros creemos es lo que debe suceder”, dijo, luego de que la jueza Yanibet Rivas, del Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, aplazara la audiencia para el próximo 9 de septiembre.

“La razón por las que se fusionan procesos es justamente porque se presentan en momentos diferentes, pero tienen las mismas características y estos procesos, nadie, seriamente, puede discutir o poner en dudas que son procesos con exactamente las mismas características”, sostuvo Camacho, quien encabezó el cuerpo de litigantes que representó al Ministerio Público.

Con las operaciones Coral y Coral 5G el Ministerio Público presentó cargos por corrupción administrativa contra 48 personas, 30 personas físicas y 18 personas jurídicas, imputadas de defraudar al Estado dominicano con más de 4,000 millones de pesos.

En julio pasado el tribunal aplazó para este 2 de septiembre la audiencia para el conocimiento de fusión de los procesos por corrupción Coral y Coral 5G, y para el día 9 del mismo mes el inicio de la audiencia preliminar de esos casos.

El entramado de corrupción operó en el Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cusep), el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani).

Entre los imputados de la Operación Coral figuran el mayor general Adán Cáceres Silvestre, Rossy Guzmán Sánchez (La Pastora), el cabo policial Tanner Antonio Flete Guzmán (hijo de la religiosa), el coronel policial Rafael Núñez de Aza y el sargento de la Armada Alejandro José Montero Cruz, así como el mayor del Ejército, Raúl Alejandro Girón Jiménez.

En la Operación Coral 5G, derivada de la Coral, fueron arrestados los generales Juan Carlos Torres Robiou (FARD), Boanerges Reyes Batista (ARD) y Julio Camilo de los Santos Viola (FARD), así como el capitán de navío ARD, Franklin Mata Flores, y José Manuel Rosario Pirón.

En el caso también están implicados Carlos Lantigua, Alfredo Pichardo, Erasmo Roger Pérez, Jehohanan Lucía Rodríguez, Yehudy Blandesmil Guzmán y Esmeralda Ortega Polanco.