Otra forma era mediante enmiendas a contratos ya ejecutados, mismos que debieron ser licitados nuevamente.

SANTO DOMINGO.-En la Empresa de Distribución Eléctrica del Sur (EdeSur), el supuesto esquema mafioso denunciado se valía de varias irregularidades para beneficiar a particulares en perjuicio del Estado, entre estas adendas, modificaciones a adjudicaciones, cambio de divisas y otras.

Una de estas irregularidades consistía en cambiar establecer montos en dólares en contratos cuya adjudicación se hizo en pesos, esto “desconociendo la prohibición de contratar en dólares de los Estados Unidos de América para las compras de materiales a proveedores locales, las autoridades de EdeSur continuaron contratando en dicha moneda para beneficiar a Transformadores Solomon Dominicana”.

Otra forma era mediante enmiendas a contratos ya ejecutados, mismos que debieron ser licitados nuevamente.

“Esta actuación  se  verifica  al  momento  de  firmarse  la  enmienda  identificada como  Contrato  Num.  0066-2020,  mediante  la  cual  se  adiciona  un monto de RD$26,123,034.25,     al            Contrato      Num. 0274-2020 (rehabilitación  de  redes),  cuando  para  la  fecha  de  la  Enmienda  ya  este último  se  había  pagado  en  su  totalidad  (RD$151,183,095.43),  Io  que hacía  necesario  la  realización  de  un  nuevo  proceso  de  contratación,  a  los  fines  de  adjudicar  una  empresa  que  proporcionara  los  materiales  y los  servicios  por  completar.  Esto  quiere  decir  que  se  otorgaban  contratos de  grado  a  grado,  valiéndose  de  contratos  ya  finalizados,  en  perjuicio del  ESTADO  DOMINICANO  y  de  EDESUR”.

Adicional a esto la acusación tilda de "sumamente sospechosas" y “dentro de un periodo de tiempo muy sensible (cuatro de ellas el día seis (6) de marzo del 2020 y la última el día dieciocho (18) del mismo mes), a solo días de que el querellado Radhamés del Carmen Martínez dejara el cargo”.

En estas fecha realizaron la suscripción de cinco enmiendas a los contratos 064-2020,  065-2020,  066- 2020,  067-2020  y  068-2020, "dentro  de  las  cuales  se  incluye  aquella suscrita  cuando  el  Contrato  ya  había  sido  ejecutado  y  pagado  en  su totalidad  (indicado  anteriormente  -  Contrato  0066-2020),  que  resultan sumamente  sospechosas,  por  ser  materializadas  a  simple  requerimiento de  la  Dirección  de  Proyectos  de  EDESUR,  encabezada  por  CRISTINO SANCHEZ  RIVERA".

Estas negociaciones se hicieron “a pocos meses de que el principal activo de los querellados, Danilo Medina, culminara su mandato constitucional” e “implican un aumento global de aproximadamente RD$105,699,621.98, alcanzando los contratos originales, incluyendo las enmiendas, la exorbitante suma de RD$959,778901.29”.

Otra forma en la que se habrían compuesto contra el Estado era suscribiendo enmiendas que “eran disfrazadas como reconocimientos de deuda, que, además, eran saldados de manera casi inmediata”.

Esto se dio, supuestamente en favor del Consorcio Aluconsa.

“Lo  cual  se comprueba  a  través  del  Reconocimiento  de  Deuda  suscrito  el  día  seis (6)  de  febrero  de  2020,  por  EDESUR  a  favor  del  Consorcio  Aluconsa- SEI,  controlado  por  MAXY  GERARDO  MONTILLA  SIERRA,  mediante el  cual  la  empresa  se  reconoció  deudora  por  el  monto  adicional  de US$1,305,614.38,  sufriendo  el  Contrato  original  (identificado  con  el número         0230-2015) un incremento        hasta  los       US$12,163,423.93, sufriendo  un  aumento  global  del  39%  desde  la  contratación  original,  lo que  resulta,  por  sí  solo,  una  burda  simulación  en  violación  de  la  Ley  340- 06,  sobre  Compras  y  Contrataciones  de            Bienes,  Servicios,  Obras  y Concesiones,  y  su  reglamento  de  aplicación”.