La primera dama de la República, Raquel Arbaje, se pronunció ayer sobre el pedido popular de que se elimine el toque de queda en medio de la pandemia del COVID-19.

SANTO DOMINGO.- La primera dama de la República, Raquel Arbaje, se pronunció ayer sobre el pedido popular de que se elimine el toque de queda en medio de la pandemia del COVID-19.


Arbaje, quien al igual que su esposo, Luis Abinader, y sus hijas tuvo la enfermedad, se mostró de acuerdo con flexibilizar la medida, pero no con desmontarla por completo.


"Entiendo podemos flexibilizar las horas a dos más. Quitarlo de golpe provocaría un casi seguro rebote", tuiteó Arbaje.


https://twitter.com/raquelarbaje/status/1305655569584467968?s=20