SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Un estudio realizada por el Observatorio de Derecho a la Ciudad determinó que el déficit de viviendas en la margen de río Ozama ronda en 52 mil entre las que necesitan reparación y las que deben ser construidas.

Muchos de los habitantes en situación de vulnerabilidad esperan que el gobierno replique el proyecto de La Barquita.

Rafael Montero es uno de los 22 mil cabezas de familias que viven en situación de la vulnerabilidad en la margen de río Ozama.

[jwplayer mediaid="321715"]

En muchas de las destartaladas casuchas de madera y zinc viven niños y adultos expuestos a todo tipo de enfermedades tropicales.

Las casuchas en los barrios Simón Bolívar, Gualey, 24 de Abril, Domingo Sabio, Ensanche Ozama, Los Mina Viejo y los tres brazos no reúnen condiciones mínimas para vivir.

Lamentaron que el gobierno alegadamente concentre sus esfuerzos en incentivar la construcción de viviendas desde el sector privado a través de fideicomiso.

El Observatorio de Derecho  a la Ciudad informó que ha entregado los resultados del estudio a varias entidades vinculadas a la vivienda pero no le han puesto atención.