La investigación en torno a este caso se realiza de manera conjunta debido a que la misma contiene varios aspectos a indagar; como violación a los procedimientos de Compras y Contrataciones, la posible manipulación de documentos y actuaciones que violan el régimen ético y disciplinario establecidos en ley 41-08.

SANTO DOMINGO.- La Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG) se apoderó de oficio, junto a la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP) y la Unidad Anti-Fraude de la Contraloría General de la República, con relación a supuestos actos irregulares en un concurso para comprar equipos del Ministerio de la Juventud (MJ).

La investigación en torno a este caso se realiza de manera conjunta debido a que la misma contiene varios aspectos a indagar; como violación a los procedimientos de Compras y Contrataciones, la posible manipulación de documentos y actuaciones que violan el régimen ético y disciplinario establecidos en ley 41-08.

Sobre el caso Coraasan

En torno a la denuncia presentada por una servidora pública supuestamente agraviada por acoso sexual por parte de un funcionario de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), la DIGEIG informa que tiene conocimiento y está pendiente del caso, toda vez que el Ministerio Público (MP), como órgano constitucional de investigación en este tipo de expedientes ya se encuentra apoderado.

Para la DIGEIG, además, Coraasan agotó el debido proceso establecido en la ley, al suspender sin disfrute de sueldo al investigado, actuando con rapidez, por lo que la Dirección General de Ética seguirá pendiente del caso.