Desde esta noche la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) y el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) iniciarán un programa de evaluación de alcoholemia a los conductores. Los resultados no implicarán sanciones.

SANTO DOMINGO.-  Las instituciones encargadas de regular el transporte realizarán las evaluaciones de alcoholemia a los conductores mediante operativos en los que en su primera fase no se aplicarán multas.

La medida fue calificada de positiva por los conductores para evitar accidentes.

Desplegados en el Gran Santo Domingo los técnicos del Intrant y los agentes de la DIGESETT, iniciaron al caer la noche la prueba que consiste en utilizar los alcoholímetros para verificar si los choferes han ingerido alcohol mientras conducen.

En la primera etapa no se impondrán sanciones a los choferes que sean detectados al volante, pese a haber ingerido alcohol.

Sólo serán asistidos por médicos oficiales que participan en los operativos que se realizarán de manera indefinida.

El vocero de la DIGESETT llamó a la población a mantener el respeto a los agentes de la institución y a colaborar con la prueba que se realiza por segunda vez en el país, con la finalidad de concienciar a los conductores.