SANTIAGO, República Dominicana.- En Santiago un joven haitiano fue asesinado dentro de una iglesia cristiana tras un compañero de este haberle vociferado a un dominicano presuntamente que botara su motor porque no prendía.

Dicen que Delsi Caseu, de 24 años  era coordinador de la iglesia la comunidad, por lo que sociedad haitiana se encuentra consternada.

[jwplayer mediaid="302026"]

El hecho ocurrió dentro del templo, cerca de las 6 de la tarde del domingo.

Es por eso que acudieron en masas y abarrotaron el consulado de su país para demandar justicia y protección.

Previo al entierro, el extranjero fue velado en el mismo lugar donde cayó abatido con la celebración de un culto, mientras un dominicano  era señalado como responsable del hecho.

 

AMBIENTAL CANTOS****

 

Una comisión de ambos países da seguimiento al caso que se produjo en la comunidad de Rafey.