Santiago. – El ex director del Hospital José María Cabral y Báez de

esta ciudad, Dr. Ernesto Rodríguez, calificó de politiqueras, desafortunadas y

sin fundamentos, las declaraciones hechas por la nueva administración de este

centro de salud.


“Declarar en estado de emergencia

el hospital de tercer nivel con la mejor estabilidad financiera del sistema de

salud del país, es una evidencia de que las nuevas autoridades hablan sin

fundamentos y sin conocimiento de la institución que piensan dirigir”,

manifestó Rodríguez.


Dijo, que durante su gestión se

fortaleció la parte financiera y asistencial del hospital, ya que, en el año

2015 al momento de asumir la posición, encontró una deuda de 127 millones 718

mil pesos y al 31 de julio de este año, la deuda del centro de salud es de 56

millones 773 mil pesos para una reducción de la misma en un 56%.


Indicó, además, que en las

cuentas bancarias del hospital José María Cabral y Báez esta administración

cuenta con unos RD$14, 000,000.00 disponibles.


“Si hacemos un análisis como

hospital de tercer nivel a nivel nacional, es el hospital de su categoría con

menos deuda en el país, lo que equivale que esa capacidad resolutiva del

hospital mejoró sustancialmente”, señaló.


En cuanto a la denuncia hecha por

el nuevo director, de que el 30% de la nómina son empleados que cobran un

salario sin trabajar, Ernesto Rodríguez, informó a Noticias SIN a través del

periodista Glenn Davis, que durante su gestión se logró reducir la nómina en

aproximadamente un 65%.


“A mi llegada en el 2015, la

nómina interna era de 3 millones 989 mil pesos, la cual fue disminuida a un

millón 422 mil, para una reducción de casi un 65%”, adujo.


Añadió, que en la actualidad hay

un personal de 1,736 empleados que prestan servicios en diferentes áreas del

hospital, que pertenecen a la nómina del Servicio Nacional de Salud (SNS), y no

propiamente a la nómina interna del centro.


Sobre los equipos del hospital,

el galeno explicó, que cada una de las camas de cuidados intensivos cuenta con

un ventilador disponible, los tomógrafos están en su debido funcionamiento y

los equipos de anestesiología, según este, están buenos, y solo requieren

mantenimiento.


En la parte social, comunicó, que

el centro hospitalario cuenta dentro de sus instalaciones con la farmacia de

medicamentos de alto costo, a la cual recurren miles de pacientes con enfermedades

crónicas mensualmente de diferentes puntos de la Región del Cibao.