“La clase baja y la clase media-baja es la que está cargando pesao con el aumento de esa tarifa”, expresó.

SANTO DOMINGO.- A través de la tarifa eléctrica los dominicanos pagan el exceso de la empleomanía de las distribuidoras, aseguró este martes el experto en energía eléctrica, Bernardo Castellanos, durante su participación en la entrevista central de El Despertador.

De acuerdo a Castellanos, los gastos de las empresas que distribuyen la energía eléctrica en el país aumentaron de 10 a 23 por ciento, unos 200 millones de dólares anuales en gastos excesivos. 

Reconoció que la administración actual ha reducido la cantidad de empleados, pero denunció que las personas que han entrado a formar parte de esta gestión, han ingresado con un sueldo mayor que en la anterior.

El ingeniero también adujo el aumento en la tarifa eléctrica a las "incoherencias e improvisaciones que ha hecho el Gobierno" como no presentar las licitaciones de Punta Catalina a tiempo, lo que provoca que el déficit financiero vaya a las distribuidoras, que usan esto como excusa para subir las tarifas.

Al ser cuestionado sobre la pérdidas registradas por estas empresas, Castellanos indicó que no pueden bajar sin hacer inversiones, al tiempo que señaló una caída al mínimo de las inversiones de 170 a 200 millones de dólares en 2020, a margen de si hubo o no corrupción, a 100 millones de dólares el año pasado, explicó el ingeniero.

Castellanos reiteró su posición del año pasado con respecto al impacto "devastador y demoledor" del desmonte del subsidio a la tarifa eléctrica, el cual aseguró ha representado un aumento de 30 % en el periodo abril–junio en comparación con octubre y prevé que el incremento pautado para julio lo acercará a un 50 %.

“La clase baja y la clase media-baja es la que está cargando pesao con el aumento de esa tarifa”, expresó al indicar que el 80 % de los clientes de las distribuidoras consume de 0 a 200 megavatios.

En cuanto a la implementación de energías renovables como la eólica y la solar, el ingeniero explicó que esto podría ayudar pero no sería la solución, ya que el problema del país radica en la distribuidoras, por lo que recomendó hacer énfasis en la reducción de gastos corrientes y la inversión en la disminución de pérdidas.