Torres Robiou no está acusado en el caso, pero ha sido mencionado en el expediente por un inmueble que habría rentado por tres mil dólares, a pagar en efectivo.

SANTO DOMINGO.- Yeni Berenice Reynoso dice que el general de brigada Juan Carlos Torres Robiou, involucrado en Operación Coral,  intentó deshacerse de una de las pertenencias señaladas en el expediente acusatorio.

De acuerdo a la procuradora adjunta de la Procuraduría General de la República, no pudo hacerlo porque  el Ministerio Público había previsto que esto podría ocurrir y le puso impedimento para venta.

Torres Robiou no está acusado en el caso, pero ha sido mencionado en el expediente por un inmueble que habría rentado por tres mil dólares, a pagar en efectivo.

De acuerdo a datos ofrecidos por Yeni Berenice, sobre el inmueble, la renta del apartamento es una pantalla, que realmente es propiedad del general Robiou y lo disfrazó cómo alquiler.

El Ministerio Público indicó que contra los procesados en Operación Coral pesan acusaciones de asociación de malhechores, estafa contra el Estado dominicano, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos, lavado de activos provenientes de actos de corrupción y porte y tenencia ilegal de armas de fuego.

Expediente sobre Torres Robiou

Dice que a la Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción (Pepca) le pareció “en extremo sospechoso” el alquiler de un inmueble que hizo el general Torres Robiou.

Se trata de un apartamento ubicado en El Portillo, provincia Samaná, por la que el general paga la suma mensual de 3,000 dólares, y que está a nombre de una de las empresas investigadas, Único Real State.

Dicha compañía es señalada como una de las empresas que la pastora Rossy Guzmán, otra imputada de la Operación Coral, le manejaba al jefe de seguridad del expresidente Danilo Medina, Adán Cáceres, principal acusado del caso.