HIGÜEY, República Dominicana.- Exempleados de diferentes entidades y compañías de la provincia La Altagracia se quejaron porque las autoridades laborales supuestamente tienen preferencias con algunos expedientes.

Dicen tener esperando hasta 5 años por el fallo de una sentencia, mientras otros solo duran varios meses para conseguirlo.

Acusan al juez laboral de la provincia, Julio Cesar Medina por las anomalías en los procesos