SANTO DOMINGO.- El empresario Ramón Álvarez exhortó al Ministerio de Interior y Policía revisar la medida de restricción de venta de bebidas alcohólicas en algunos sectores del Gran Santo Domingo.

Entiende que el gobierno debe darle un plazo hasta el año 2023, con el objetivo de que puedan organizarse y puedan implementar la seguridad en los alrededores de los centros de diversión y de esta forma permitir que los comerciantes no sean afectados económicamente.

Más temprano Cientos de trabajadores de bares y discotecas participan en la marcha caravana hasta la sede del Ministerio de Interior y Policía en demanda de que se derogue la resolución que prohíbe el expendio de bebidas alcohólicas a partir de la medianoche.

En la manifestación que inició en la avenida Venezuela, también participaron empleados de esos centros.

Al asegurar que la medida es discriminatoria, los miembros del gremio reiteraron que con el cierre de sus negocios les dejará pérdidas, ya que tienen contratos con artistas, y muchos empleados se quedarán sin empleo.