Apuntaron que los fracasos de los intentos a las reformas no solo se deben a responsabilidades de los altos mandos, sino, también, por la falta de continuidad de Estado por parte de los políticos.

Un total de 10 exjefes de la Policía Nacional rechazaron “categóricamente’’ las declaraciones del  comisionado Ejecutivo para la reforma de esa institución, José Vila del Castillo, quien señaló “la corrupción en la Policía comenzaba en la dirección general hasta el último raso”, el pasado jueves del corriente, por lo que emplazaron al experto a que demuestre con pruebas sus afirmaciones.

Los exmayor general manifestaron que esto “constituye una afrenta inaceptable y un atentado contra nuestro honor como entes ciudadanos y servidores públicos que raya en el delito de injuria y la integridad de la honra personal”.  Asimismo, constituyen lesiones a la moral que no sólo perjudican a los miles de miembros de la institución policial, sino también a sus familiares.

Indicaron que las declaraciones de Vila del Castillo atenta contra la dignidad bien ganada de los policías, en el cual, “hombres y mujeres que durante muchos años han dedicado tiempo y sacrificio para contribuir con dedicación y vocación de servicio a lograr y mantener la paz y el clima de seguridad pública que ha requerido nuestra democracia y los niveles de desarrollo que exhibe el país”, sostuvieron los exjefe.

Los generales apuntaron que los fracasos de los intentos de reformas no solo se deben a responsabilidades de los altos mandos, sino, también, por la falta de continuidad de Estado por parte de los políticos.  “Queremos dejar claro ante la sociedad dominicana, que ni ahora ni nunca nos hemos opuesto a los diferentes intentos de reformas a la institución policial, pues si estas han fracasado no han sido responsabilidad exclusiva de los pasados mandos, sino por la falta de continuidad de Estado del nivel político”, sostuvieron.

“Ni mucho menos nos hemos opuesto a las políticas de combate a la corrupción que han fomentado los diferentes gobiernos, de las que no escapan las demás instituciones del Estado, y que estamos conscientes que es perentorio crear las condiciones necesarias para aumentar la calidad de vida y garantías institucionales del servidor público, con el fin urgente de erradicar ese mal, pero lo que no podemos aceptar es que incluyan en ese -saco repugnante- a mansos y cimarrones, ya que se convierte en un acto de injusticia inadmisible”, explicaron.

Los generales firmantes en el comunicado son: Antonio Segundo Imbert Tessón, Camilo Antonio Nazir, José Aníbal Sanz Jiminián, Rafael Guillermo Guzmán Fermín, José Armando Polanco Gómez y  Ney Aldrín Bautista Almonte. Asimismo, Rafael Guillermo Guzmán Acosta, José Paulino Reyes de León, José Félix Hermida González  y José Ramón Mota Paulino.