En el documento señala a ex funcionarios como Donald Guerrero de Hacienda, Presupuesto, OISOE, Contraloría.

SANTO DOMINGO.- Otras dos hermanas del expresidente Danilo Medina son mencionadas en el expediente de acusación formal en contra de los imputados del caso Antipulpo.

En el documento señala a ex funcionarios como Donald Guerrero de Hacienda, Presupuesto, OISOE, Contraloría.

Las hermanas del exmandatario, Lucía y Aracelys Medina Sánchez, son investigadas por el órgano persecutor, con relación al entramado de corrupción denominado caso Pulpo, que según la Ministerio Público dirigía Alexis Medina Sánchez.

En el expediente contra los implicados se establece que Alexis Medina se valió de su hermana Lucía, quien como diputada por la provincia de San Juan, “…distrajo la suma RD$78,110,000., disfrazados como donaciones, que utilizaron para beneficio personales y campaña electorales”.

De acuerdo al documento, Lucía Medina utilizaba la Fundación de Mujeres para el Desarrollo de San Juan (Fumudesju), anteriormente Asociación de Mujeres para el Desarrollo de San Juan de la Maguana, (Asodemusa), y una ONG para sustraer los recursos del Estado como donaciones.

Detalla además que según lo expreso la propia Lucia Medina Sánchez, “FONPER era la caja chica del presidente”. Caja chica que se utilizaba para solventar promesas proselitistas. Sin olvidar que el propio acusado Fernando Rosa, se presentó como precandidato a la alcaldía de la provincia de Santiago para el proceso electoral del año 2016 y del dos mil veinte (2020).

En tanto indica que Aracelis, a pesar de no figurar entre los acusados, es señalada por el órgano judicial con una “participación determinante”, donde indica que alegadamente ejerció tráfico de influencia para la materialización de los actos de corrupción de la red Pulpo a través del Banreservas y era quien gestaba supuestamente “las transacciones donde se realizaron más del 95 % de las operaciones ilícitas del entramado caso Antipulpo”.

El expediente también indica que “a la compañía de Juan Alexis Medina Sánchez General Supply Corporation S.R.L. le fueron otorgadas tres líneas de créditos en la misma entidad bancaria por valor de RD$10,000,000.00, RD$304,030,978.43 y RD$98,362,375.00, en fecha 15 de diciembre de 2015, 02 de agosto de 2017 y 12 de octubre de 2017, respectivamente, para un total de RD$412,393,353.43.

Como el imputado Medina Sánchez no tenía dinero para suplir estas sumas millonarias que contrataba, el mismo aprovechaba que su hermana, Aracelis Medina, era la subdirectora financiera del banco de reservas, “por esta razón las cuentas de la mayoría de las compañías de este grupo delincuencial estaban en dicho banco”.

En el expediente figuran nuevos 12 imputados.

Asimismo el expelotero de grandes ligas Sammy, quien ha sido interrogado por el Ministerio Público en varias ocasiones, por los supuestos vínculos que el expelotero tuvo con la empresa propiedad de Alexis Medina, tenía interés según se detalla de entrar al negocio del AC-30 o asfalto caliente, por lo que se acercó al hermano del exmandatario para obtener un contrato con el Estado dominicano.

Así lo explica el Ministerio Público en la página 421 de las 3,445 que contiene el expediente de la acusación formal del caso Antipulpo, en la que es sindicado Alexis Medina, como cabecilla del supuesto entramado societario que se benefició de jugosos contratos con el Gobierno, amparado por los lazos sanguíneos que lo unen con el exmandatario.

Según el Ministerio Público Sosa, recurrió a Juan Alexis Medina Sánchez, para que le gestionara un encuentro con el entonces Ministro de Obras Públicas, Gonzalo.

“En una de esas, reuniones, realizadas en el despacho del entonces Ministro de Obras Públicas Gonzalo Castillo Terrero, participaron, además del ministro, los acusados Juan Alexis Medina Sánchez y Julián Esteban Suriel Suazo, así como los señores Samuel Peralta Sosa y José Antonio Peralta Sosa”.

El MP asegura que este grupo de servidores públicos “…adulteró todas las documentaciones, desde las fecha de los contratos hasta las cubicaciones, para pagar justo después de perder las elecciones y en plena transición”.

La acusación formal establece que el ex ministro de Hacienda, Donald Guerrero, supuestamente alteró documentos para hacerle pagos a la empresa Domedical Supply SRL, de Alexis Medina durante el proceso de transición de las elecciones presidenciales del 2020.

Según la acusación Guerrero, junto al director de Presupuesto, Luis Reyes; el contralor general de la República, Daniel Omar Caamaño, y el director de la OISOE, Francisco Pagán, se coalicionaron para realizar pagos fraudulentos a Domedical, con el claro objetivo de beneficiar al hermano del expresidente.

El MP asegura que este grupo de servidores públicos “…adulteró todas las documentaciones, desde las fecha de los contratos hasta las cubicaciones, para pagar justo después de perder las elecciones y en plena transición”.

La Pepca señala que las operaciones que iniciaron con un “…anuncio del primer ejecutivo de la nación y continuaron con un proceso de licitación en el 2013, el cual fue declarado de urgencia sin cumplir requisitos, se materializaron a través de maniobras fraudulentas utilizando falsas calidades, documentos adulterados, medicamentos de altos costos sobrevaluados, conduces falsos, medicamentos pagados y no entregados”.

En el documento el Ministerio Público indica que también investigan a Luis de León, cuñado del expresidente Medina, y exadministrador de la Empresa Distribuidora de Energía del Este (EdeEste), quien era accionista del 50% de las acciones de esta.

El expediente señala también que el ascenso de Alexis Medina se debió a “acciones y omisiones del principal ejecutivo de la nación, Danilo Medina Sánchez”. Asimismo que “…la campaña de reelección de Danilo Medina (2016) recibió fondos de origen alegadamente ilícitos a través de la Fundación Tornado Fuerzas Vivas y la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado”.

El Ministerio Público indica que Alexis Medina, principal imputado, “utilizando la Presidencia y la estructura familiar como escudo, organizó un entramado societario para distraer fondos del patrimonio del Estado dominicano”.

El Ministerio Público indica que el imputado “no era un empresario, ni un emprendedor”, al tiempo que sostiene que éste “había llevado a la quiebra los pocos emprendimientos que había iniciado. En el documento se reitera que el ascenso económico del implicado fue posible “por acciones y omisiones del principal ejecutivo de la nación, Danilo Medina”.

Dentro del período comprendido entre los años 2013

Y 2020, el FONPER, otorgó la cantidad de más de cincuenta y tres millones de pesos (RD$53,109,116.00), en ayudas y

donaciones a legisladores, funcionarios públicos, familiares directos de miembros de la institución y otras personalidades públicas, a las que de acuerdo con el ordenamiento interno del FONPER les estaba prohibido recibir fondos de este rubro.

Las autoridades Dominicanas indica que el documento que ha solicitado cooperación jurídica internacional a los fines de investigar el alcance de las implicaciones de la sociedad fuera del país.