Dice falta de planificación y gerencia genera grandes cúmulos de desechos en toda la demarcación.

SANTO DOMINGO.- El experto en asuntos municipales y dirigente comunitario Haysel González criticó el trabajo que desarrolla el alcalde del municipio Santo Domingo Este, a quien responsabilizó del caos y la insostenibilidad del sistema de recogida de basura, lo cual dijo, mantienen al municipio sumergido en el desorden y la inmundicia que impera en este municipio.

Gónzalez evaluó como desastrosa la gestión de Manuel Jiménez al frente del ASDE, quien despojó de forma arbitraria de los contratos de recolección de basura a las empresas que lo tenían adjudicado, atribuyéndose funciones con las que no ha podido cumplir.

“Desde el inicio de la gestión municipal encabezada por el alcalde Manuel Jiménez son constantes los reclamos de todo el municipio ante el evidente cúmulo de basura”, explicó. 

Detalló que la situación persiste por la incapacidad del alcalde, quien ha mantenido una actitud desafiante y negativa, ante las intenciones de la parte afectada de llegar a acuerdos de pago para poder continuar brindando el servicio.

Manifestó que la actitud autoritaria que mantiene la administración local, y con la que logró despojar de las empresas encargadas de las recolección en las circunscripciones 2 y 3, lo hizo embarcarse en un proyecto sin planificación, cuyos resultados son el cúmulo de basura y el desorden que impera en el sistema de recogida de los desechos sólidos.

Explicó que “Mantener el orden y la limpieza en el municipio se hace insostenible, así como la idea de adquirir 25 camiones recolectores y 10 volteos para dar respuesta al municipio más grande del país, que tiene una producción de 1,300 toneladas de residuos sólidos diarios, lo cual conlleva un costo de más de 122 millones de pesos”.

“Cuando afirmamos que es un proyecto insostenible nos basamos en las experiencias compartidas por alcaldías como la de Miami Dade, Florida; que está migrando poco a poco hacia la tercerización de este servicio, porque los costos operacionales y de mantenimiento resultan ser muy elevados en adición a que cada 5 años se requiere de una renovación de flotilla y actualización en la programación de rutas y frecuencias para las jornadas de recolección”, sostuvo el también dirigente comunitario.

Hablando a través de una nota de prensa, el estudioso del tema municipal detalló que la incapacidad, el desconocimiento del tema, junto a la falta de institucionalidad que prima en la República Dominicana, han sumergido al alcalde Manuel Jiménez en el caos y el desorden, en un proyecto poco sostenible en el tiempo.

Calificó la alcaldía como la peor de la historia del municipio, lo cual se evidencia en su falta de gerencia, y su empeño en querer imponer un sistema de recolección de desechos sólidos que no es compatible con la realidad del municipio.