Al lugar acudió también el Colectivo de Abogados para la Defensa de la Vida y la Constitución, cuyos miembros expresaron con sus togas y birretes su rechazo a la inclusión de las causales en el Código Penal

SANTO DOMINGO.- Mientras la Cámara de Diputados se divide con pañuelos azules, en reclamo de mantener la prohibición total a la interrupción del embarazo, y verdes, a favor de las tres causales, la explanada del Congreso es escenario de protestas de ambos bandos, con un nuevo campamento que reclama la despenalización del aborto en ciertas circunstancias y grupos religiosos y de abogados conservadores que se oponen.

En tanto, la Procuraduría indaga el origen del postre que intoxicó a las activistas pro-causales.

La calma retornó a las inmediaciones del Congreso Nacional, donde fue instalado un segundo campamento feminista que demanda la inclusión de las causales en el proyecto del Código Penal.

Aunque este día la sesión de la cámara de diputados donde preveía debatir el proyecto de la pieza legislativa se suspendió por falta de quórum, Este segundo día del campamento en este lugar, se añadieron más carpas y casas de campañas. Asimismo  siguen colocados carteles y banderas con mensajes por causales.

Al lugar acudió  también el Colectivo de Abogados para la Defensa de la Vida y la Constitución, cuyos miembros expresaron con sus togas y birretes su rechazo a la inclusión de las causales en el Código Penal.

Las activistas que demandan la despenalización de la interrupción de un embarazo en condiciones especiales calificaron de ataque a su campamento los brownies que fueron enviados de manera anónima y que provocaron la intoxicación  de 12  personas.

Las autoridades continúan la investigación en torno al caso, que  según exámenes toxicológicos de los lesionados los postres contenían marihuana.

Tras lo ocurrido las féminas han diseñado un  protocolo para recibir las donaciones que sustentan al campamento que lleva 42 días  frente al Palacio Nacional.

Este segundo campamento que fue levantado frente al Congreso Nacional se mantendrá hasta tanto concluyan los debates del proyecto de modificación del Código Penal.