Cabrera cree que es mejor "gastar el dinero procurando dar solución a los problemas" que afectan a la educación en sentido general.

SANTO DOMINGO.- María Teresa Cabrera, expresidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), se cuestionó la utilidad de las pruebas nacionales en más de dos décadas de ser aplicadas y entiende que es mejor destinar los recursos en solucionar los problemas que afectan al sistema educativo en general.

“Yo no sé, no le veo sentido a invertir unos recursos que se gastan en estas pruebas, sabiendo lo que va a resultar”, respondió Cabrera al ser cuestionada en El Despertador sobre el llamado a pruebas nacionales luego de dos años de no ser aplicadas.

La extitular del gremio de maestros indicó que estas pruebas se someten con el objetivo de que arrojen información relevante que sean útiles "para definir políticas, programas que ataquen las causas que generan los problemas de aprendizaje que esa evaluación te aporta", es por ello que se pregunta, ¿para qué ha servido, hemos mejorado?

El Ministerio de Educación llama para el 12 de julio el inicio de las pruebas nacionales del nivel secundario en todas sus modalidades y para el 16 al nivel medio y básico de la educación de personas jóvenes y adultas, luego que la pandemia suspendiera por dos años el proceso en el país, con algunos contenidos excluidos debido a la priorización de los temas que hizo el MINERD al regresar a la presencialidad, explicó Cabrera.

Este sistema de pruebas tiene carácter de certificación porque valen 30% de la nota final del estudiante para su promoción, el 70 % restante es la nota promedio que remite el centro educativo.

Las Pruebas Nacionales están establecidas en la Ley General de Educación No. 66-97 y actualmente están normadas por la Ordenanza 1-2016.

De acuerdo con el Minerd, estos exámenes cumplen una doble función, siendo la primera la certificación objetiva y automatizada, y en segundo lugar informar sobre el desempeño de los estudiantes como un indicador de la calidad del sistema educativo.