Este domingo se cumplen 60 años del fin de la dictadura, un aniversario histórico para el país que, por primera vez, conmemora la fecha como Día de la Libertad.

SANTO DOMINGO.- Este domingo se cumplen 60 años del fin de la dictadura, un aniversario histórico para el país que, por primera vez, conmemora la fecha como Día de la Libertad.

Para el sobreviviente Rafael “Fafa” Taveras, recibir este día en pie y en pleno uso de sus facultades, es un acontecimiento muy significativo.

Lúcido, amable y con tristeza añeja al recordar todo lo vivido, se mantiene firme en su compromiso de preservar viva la memoria del pasado para que no vuelva nunca más.

Él, al igual que otros de su generación, no eligió la política sino que ella los eligió. Los eligió por el contexto en que vivían y por no dejarles otra opción que involucrarse para acabar con la opresión que les impuso Rafael Trujillo.

“Mi generación actuó bajo la compulsión de la época. Yo no escogí la política, la política se me impuso y no he podido dejarla”, recuerda.

Y se le impuso desde muy temprana edad, con solo 21 años fue su encarcelamiento y tortura, esa que ahora cuenta deseando que el país no vuelva a vivirla nunca más.

“Yo tenía 21 años y dos meses cuando en enero de 1960 me detuvieron”, comienza a narrar.

“Me llevaron a la 40, me desnudaron y me dieron la primera pela y me sentaron en la silla eléctrica. Y también me dieron el bastón (…) tú sabes lo que es a ti desnudarte, atarte los pies a la baranda sobre una tabla de metal, con unos clavos de cabeza grande… a sentarte, amarrarte los brazos, el antebrazo y los brazos y las manos también sobre una plancha de metal…  de ponerte la espalda y la cabeza y sobre eso comenzar a descargarte una ráfaga de energía eléctrica que te estremecía el cuerpo”, recuerda.   

Dijo que la generación actual, contrario a la suya, lo que tiene ahora es la “tentación de la diversidad de cosas que puede hacer, de la apertura del mundo”

Esta apertura considera que “hasta ahora no es para bien porque no hemos hecho un esfuerzo de que los jóvenes aprendan y tengan conciencia de lo de ayer”.