Se trata de Jorge Reyes de León, quien murió tras permanecer seis días en la unidad de quemados del Hospital Pediátrico Doctor Arturo Grullón, de esa ciudad.

SANTIAGO, República Dominicana.- Falleció este viernes el niño de dos años al que le cayó encima una olla de habichuelas con dulces caliente en una comunidad de Cotuí.

Se trata de Jorge Reyes de León, quien murió tras permanecer seis días en la unidad de quemados del Hospital Pediátrico Doctor Arturo Grullón, de esa ciudad.

El menor sufrió quemaduras de segundo grado en un 80 por ciento de su cuerpo.

El hecho ocurrió el pasado fin de semana cuando el niño se encontraba jugando en los alrededores donde cocían las habichuelas con dulce para una hora santa en la residencia de sus padres, ubicada en la comunidad Los Tocones de Cotuí, Sánchez Ramírez.

La directora de la Unidad de Quemados del hospital Arturo Grullón de Santiago confirmó el fallecimiento del infante.

La doctora Renata Quintero informó que pese a los procedimientos quirúrgicos a que fue sometido el niño no pudo mantenerse con vida.

La funcionaria señaló que ahora se espera por los trámites de lugar para proceder a la entrega a sus parientes del niño fallecido y su posterior traslado a Cotuí.