César Rodríguez, abogado del afectado y su familia, explicó en la entrevista central de El Despertador que la familia propietaria había dejado de frecuentar el terreno pero que en el año 2017 se percataron de que habían invadido.

SANTO DOMINGO.- Un dominico-estadounidense, residente en Puerto Rico, es víctima de un fraude inmobiliario que involucra falsificación de acta de nacimiento, título de propiedad y acto de compraventa, supuestamente por parte de una mujer que está prófuga de la justicia.

Se trata de Pedro Cury Calques quien tiene una propiedad de más de 17 mil metros cuadrados en el kilómetro 12 de la carretera Sánchez desde 1968. En la actualidad, el terreno está ocupado por sindicatos que aseguran haberlo rentado a Andrea Medrano Marte, quien los denunciantes afirman hizo el fraude.

César Rodríguez, abogado del afectado y su familia, explicó en la entrevista central de El Despertador que la familia propietaria había dejado de frecuentar el terreno pero que en el año 2017 se percataron de que habían invadido el solar por lo que fueron al Registro de Títulos y descubrieron el supuesto fraude.

“El registro había asentado una operación de traspaso del inmueble a favor de una ciudadana quien ya había tenido precedente con estos asuntos de fraude inmobiliario que es la señora Andrea Medrano Marte, hoy prófuga de la justicia”, explicó Rodríguez.

Entrevista completa:

Detalló que “entre muchos otros documentos”, para la supuesta transacción ilegal se había utilizado un acta de defunción falsa que establecía que Cury Calquez había fallecido años atrás. Dijo que este documento se usó para burlar el registro de títulos porque cuando se pedía su comparecencia usaban esa acta para “burlar el sistema”.

Esta situación habría iniciado judicialmente en 2017, pero para 2019 notaron que equipos pesados removieron la capa vegetal del terrero y este pasó a ser ocupado por camiones de las filiales sindicales de Haina y de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado).

Según expusieron Rodríguez y Rafael Cury, sobrino del afectado, se han comunicado con ambas sindicales y alegan que alquilaron con opción a compra, por lo que se niegan a desocupar el terreno que se encuentra en Litis judicial.

“Tú no puedes alegar ser una víctima casi dos años más tarde (…) aquí la presunción de buena fe no existe”, dijo el abogado tras explicar que si ellos hubieran agotado el proceso legal debido antes de alquilar se habrían percatado de la Litis y de la alerta de la Procuraduría por la querella y orden de arresto contra la hoy prófuga.